En los últimos años, la tecnología e Internet han hecho que el mundo se vuelva más pequeño al reunir a las personas de una manera que parecía imposible hace solo una década. Y esto, ha sido una bendición para las empresas con mentalidad abierta: las empresas que están dispuestas a salir de lo que es «normal» y aprovechar la tecnología para mejorar la forma en que funcionan.
 
Una de estas tendencias impulsadas por la tecnología, ha sido el aumento de los trabajadores a distancia.
 
Donde los empleados solían estar atados a escritorios en un espacio físico de oficina, las tecnologías como la videoconferencia han permitido a los empleados trabajar desde su casa, la oficina de un cliente o una cafetería cercana.
 
Quizás lo más importante es que la tecnología de videoconferencia también permite a las empresas trabajar con talentos de todo el mundo. Las consecuencias de esto son enormes, ya que significa que las empresas ya no están restringidas a la contratación de personas en función de su ubicación geográfica.
 
De repente, las pequeñas empresas asentadas en comunidades locales pueden atraer talentos sobresalientes que estén viviendo en cualquier lugar del país, o incluso en el extranjero. Esto también significa que el espacio de oficina premium no tiene que estar reservado para estos empleados, simplemente pueden trabajar desde una ubicación remota y comunicarse efectivamente con el resto del equipo mediante el uso de una solución de videoconferencia efectiva.
 
Además, las empresas también pueden aprovechar la tecnología para trabajar con autónomos y contratistas, necesitando únicamente mantener un equipo central en la oficina para dirigir el negocio. Esto significa que los costes operativos de la empresa son significativamente más bajos. Además, es una manera flexible de expandir y contratar al equipo en base a proyecto por proyecto, ya que una empresa solo necesitará contratar freelancers y contratistas mientras que esos proyectos están activos.
 
Y, por supuesto, estos talentos pueden obtenerse de cualquier parte del mundo, lo que permite a las empresas contratar a los mejores profesionales y a los mejores precios. Todo lo que se necesita es una conexión a Internet estable y un dispositivo conectado a la red (como un PC, un portátil, tablet o smartphone).
 
Qué es la videoconferencia?
Para cualquier persona que no esté familiarizada con la videoconferencia, esto es lo que es en pocas palabras. Si has usado Skype o Facetime, entonces ya has usado vídeo (y audio) para comunicarte a través de Internet. Piensa en la videoconferencia como una versión mejorada de esas soluciones, diseñadas específicamente para usuarios del mundo de la empresa.
 
Cuáles son algunas de estas ventajas? Solo por mencionar algunas de las cosas que la solución de audio, web y videoconferencia de Angage puede hacer:
 
  • Compartir pantalla en tiempo real

  • Video HD con múltiples webcams

  • Votaciones y encuestas

  • Transferencia de documentos

  • Conferencia de audio híbrida (por teléfono o VoIP)

  • Control remoto con el ratón y el teclado (ideal para múltiples usuarios en la misma habitación)

  • Grabaciones de la reunión (que pueden compartirse inmediatamente con los participantes)

  • Mensajería instantánea

  • Analítica integral (incluyendo métricas de compromiso y otras estadísticas)

  • Soporte en vivo de tu equipo local (capacitación en línea, webinar / soporte para reuniones y más)