Los organizadores de eventos saben que es muy importante hacer bien su trabajo. Confiamos en que, a estas alturas, sabrás organizar un evento único…

Pero, ¿sabes venderlo?

En muchas empresas de eventos (especialmente en las pequeñas, donde los organizadores de eventos tienen que ocuparse de muchas cosas al mismo tiempo), el organizador de eventos es también el vendedor del evento.  Y lo bueno que seas puede determinar lo lejos que llegarás en tu carrera como organizador de eventos.

No te preocupes si tus habilidades comerciales no son tan buenas como tus habilidades organizativas –  toma nota de estos consejos para poder cerrar  ventas rápidamente.

 

profundiza, PARA CONSEGUIR ENTENDER LAS NECESIDADES DE TUS CLIENTES

En la mayoría de los casos, es muy raro que seas el primer organizador de eventos que el cliente conoce en su vida.  A menos que este sea el primer evento que la compañía organiza, es muy probable que la compañía haya trabajado con otros pero estén buscando uno nuevo.

 

¿Por qué?

Esto es lo que tienes que descubrir.  Con mucho tacto, por supuesto.  Cuando hables con un posible cliente sobre sus planes para el próximo evento, toma tu tiempo para preguntar sobre los temas más importantes y que le ayudarán a tomar una decisión.

  • Descubre de qué se trata el evento, y las ideas/objetivos/deseos del cliente.

  • Quién será la audiencia (por qué les interesa ese target y que les motiva)

  • Si procede, descubre por qué el cliente está buscando un nuevo organizador de eventos para su próximo evento. (No asumas automáticamente que el anterior no hizo las cosas bien, quizás simplemente el protocolo de la empresa obliga a las compañías a mirar varias opciones antes de tomar una decisión).

 

 

EL PRESUPUESTO EXISTE POR UNA RAZÓN,  RESPÉTALO.

La mayoría de las organizaciones van a ser muy claras con el presupuesto.  Si tienen un presupuesto sin límites para gastar, te lo dirán para que puedas recrearte y sorprender a todos los asistentes.

Escucha los requerimientos de tus clientes, después hazles una propuesta que se ajuste a sus necesidades. De esta manera, si tienen después dinero de sobra, podrás incluir sorpresas de último minuto.  Recuerda que darles a los clientes la buena noticia de que sobra dinero del presupuesto acordado les hará sentir muchísimo mejor que tener que eliminar cosas de tu propuesta por no cumplir con el presupuesto asignado.

 

seguimiento

Si esto suena como una petición facilísima, es porque así es. Aún así, hay muchos organizadores de eventos que pierden oportunidades simplemente porque olvidan hacer el seguimiento. Entendemos que tienes muchas cosas que hacer.  Entre organizar eventos increíbles y hacer llamadas comerciales, no hay duda en lo que realmente deberías concentrarte, ¿verdad? Pero tranquilo, ya has hecho la parte más complicada.  Ya has contactado con el cliente, hablado con él, entendido sus necesidades y enviado una proposición que les ha dejado boquiabiertos.  ¿Por qué no?

Quizás ellos también estén muy ocupados.  O quizás sigan debatiéndose entre dos propuestas (la tuya y la de tu competidor).  Haciendo esa llamada, siendo sincero y mostrando que realmente te preocupas por hacer un buen evento para ellos –  puede ser la guinda al pastel y poner un voto más a tu favor.

¿Te han gustado estos consejos? Para más trucos y consejos del mundo de los eventos, guárdanos (y vuelve) al blog de PowerVote.