Los organizadores de eventos saben que uno de los factores más importantes que contribuyen al éxito de un evento es el marketing.
Generalmente, esto requiere un presupuesto considerable, pero qué pasa si no tienes mucho presupuesto ¿es posible promover con éxito un evento sin ir a la banca rota?
 
Sin duda lo es, con un poco de ingenio y una bolsa de ideas creativas. ¿Necesita algunas ideas? No se preocupe, estamos aquí para ayudarle a empezar con algunas de nuestras estrategias de marketing favoritas «sin presupuesto».
 
La influencia de expertos
 
En la sociedad actual, que está conectada digitalmente, la publicidad no es la única manera de conseguir presencia de tu evento sobre las masas. Hay que conocer a personas influyentes dentro de tu industria. Estamos hablando de bloggers, vlogueros y expertos en redes sociales.
 
Hazte amigos de estos influyentes miembros de la comunidad, no con el expreso propósito de obtener promoción gratuita para tus eventos, sino para crear relaciones a largo plazo que sean mutuamente beneficiosas. Ofrece beneficios tales como acceso rápido a tus productos, o invitaciones a eventos exclusivos, a cambio de sus opiniones honestas sobre tus productos y servicios. Al darles estas oportunidades, les estas dando lo más anhelado por los creadores de contenidos, un contenido único que ahora pueden ofrecer a sus seguidores.
 
Ahora, cuando tengas un evento al que quieran asistir (o al menos estar informados), no te lo tendrá que pedir dos veces, deja que estos medios sociales influyentes quieran saber sobre él, y correrán para ser los primeros en difundir tu próximo evento.
 
Gestiona tu libreta de contactos
 
Si tu último evento ha recibido críticas muy favorables de los participantes, hay muchas posibilidades de que los mismos participantes estén interesados en asistir a tu próximo evento.
 
Mantén tu lista de asistentes al evento (es decir, clientes potenciales) caliente, para comprometerse con ellos a lo largo del año. Incluso si no es así, una rápida llamada telefónica es, a menudo, todo lo que se necesita para recordar a los clientes lo que disfrutaron del evento anterior, y conseguir que se entusiasmen con el próximo.
 
Lo mejor de todo es que ya sabes que estos asistentes están dispuestos a gastar tiempo y dinero para asistir a su evento, porque ya lo han hecho al menos una vez.
 
Además, puedes ofrecer a este grupo de participantes un incentivo adicional (es decir, en forma de descuentos, regalos o atenciones) para incentivar a sus amigos a unirse a participar con ellos en el evento. De esta forma, también construirás un grupo de promotores de ventas trabajando para tí.
 
Jugar a largo plazo
 
La clave para el éxito en la promoción de tu evento con un presupuesto reducido, es planificar con tiempo y jugar a largo plazo.
Probablemente, no te harás amigo de los influencers en un día, ni vas a ser capaz de volver a conectar pronto con los clientes con los que no has estado en contacto desde hace casi un año, pero tómatelo con calma, sé constante, juega a largo plazo y descubrirás que la promoción de un evento con estrategias «sin presupuesto» puede funcionar igual de bien que con un gran presupuesto de marketing y publicidad. (¡También puedes utilizar ambas vías para maximizar realmente su alcance y audiencia!)