Quieres ser una estrella del rock organizando eventos? Bueno, ser un event manager es como ser un groupie. Necesitas habilidades de organización, ademas de otras 15 habilidades más. Y todas esas “otras” habilidades pueden ser la diferencia entre un buen organizador de eventos y una súper estrella.  Habilidades como por ejemplo:  

 

EL ADMINISTRADOR DE… TODO (ADMINISTRACIÓN)

Súmate puntos extras si has trabajado antes en un restaurante, puedes tomar notas muy muy rápido. (O puede que tengas muy buena memoria y no necesites escribir nada).  Porque tendrás que tomar notas de todo – y seguirlas. Cuando los clientes o los managers quieren tener las cosas hechas, te lo dirán.  Y lo tendrás que hacer.  Cambiar el sitio de tal invitado, asegurarte de que el otro tiene su comida vegetariana, hacer una previsión de los tickets VIP… y un largo etcétera. Individualmente, podrán sonar triviales. Pero colectivamente, estos detalles son los que marcan la diferencia en un evento.  Hazlo bien, y estarás en el camino de ser una súper estrella.  

 

VENTAS Y MARKETING

¿Qué es el evento más caro, espectacular y bien organizado sin una audiencia?  Un desastre. ¿De quién es la responsabilidad (normalmente) de ocupar esos asientos? Muy frecuentemente, es del event manager.  Por supuesto, puedes conseguir a equipos que te ayuden con este trabajo, pero al final, tu serás el responsable de que la gente conozca tu evento, se registre y compre tickets para asistir. Y en el mundo actual, conectado por Internet, tener experiencia online y en las redes sociales, puede definitivamente marcar la diferencia.  

EL NEGOCIADOR

La realidad de los presupuestos, es que ninguno es lo suficientemente grande.  Cada moneda ahorrada en el evento significa que podrá ser invertida en otra cosa. Negociar mejores precios para los espacios, y prácticamente para cualquier otra cosa, es una habilidad muy importante con la que contar, y uno debe intentar ser mejor en las negociaciones de este tipo que su competidor. 

 

LIMPIEZA, CONTROL, SOPORTE IT, ETC (TODO LO DEMÁS)

Cuando en tu tarjeta dice “manager”, ese término (manager) puede significar prácticamente…cualquier cosa. Si alguien derrama algo enfrente de tí, que es muy probable, rápidamente agarras un trapo y lo limpias antes de que incomode a algún invitado. Si la sala necesita más sillas y la gente del staff no puede mover el mobiliario tan rápido, tú ayudas a mover sillas también. De igual forma, si el presentador trae un portátil que necesita un adaptador específico para el proyector, serás el primero en facilitarle lo que necesita.  

 

PORQUE UN BUEN EVENT MANAGER…

Al final de la jornada, ya está todo dicho y hecho, y es esto  para lo que han nacido los organizadores de eventos. Versatilidad, valentía, creatividad y una actitud impasible de ¡’yo lo haré’!.