Para la mayoría de los planificadores de eventos, las invitaciones a estos son su forma principal de invitar a clientes potenciales a registrarse para eventos y conferencias.

Pero, qué hace que una invitación a un evento sea efectiva? ¿Y cómo puedes modificar tus invitaciones para obtener más inscripciones? Hoy exploramos algunas formas probadas.

Correo electrónico directo (eDMs)
La forma más sencilla, rápida y económica de enviar invitaciones a eventos es a través del correo electrónico. Después de todo, los eDM son relativamente asequibles de crear y pueden enviarse a cualquier número de destinatarios. (Solo asegúrate de no enviar spam a tu lista de correos).

Además, puedes incluir todas las señales y parafernalia a los que la tecnología te da acceso, tales como:

Uso de la animación para cautivar a los destinatarios.
Usa imágenes animadas o vídeos para captar la atención de los clientes potenciales. Esos pocos segundos adicionales que pasan mirando su eDM podrían significar que leerán tu contenido de marketing, tomarán medidas y se registrarán.

Incluir una clara llamada a la acción
Incluso las invitaciones más atractivas pueden fallar en la consecución de resultados debido a esto. Asegúrate de incluir una llamada a la acción clara en la que tus destinatarios puedan actuar, ya sea para registrarse en tu evento, llamar a tu equipo, enviar un formulario o cualquier otra cosa.

Es posible que incluso desees incluir varios botones de llamada a la acción para aumentar la posibilidad de que los destinatarios hagan clic. Algunos buenos lugares para colocar estos botones serían: en la cabecera del eDM (es decir, el banner), en la parte inferior del eDM, y / o en una columna con todos los detalles del evento.

Elegir un asunto de email claro
Si tiene suerte, tu correo electrónico será una de las doce solicitudes que recibirá tu destinatario en un día determinado. De lo contrario, puede ser uno de cientos. Y el título del asunto a menudo decide si una persona se molesta en abrir tu correo electrónico.

Debido a esto, es importante ser claro y directo con los títulos de los asuntos. Si estás enviando una invitación a un evento, comenzar asunto con «Invitación al evento:», seguido del nombre del evento, o el punto de venta clave del evento, suele ser mucho mejor que un asunto que trata de ser demasiado «inteligente». Guarda el ingenio, el descaro y las bromas para el cuerpo del eDM.

Tarjetas de invitación
Los eDM pueden ser los más populares para enviar invitaciones, pero no tienen que ser la única forma. Esto es especialmente cierto cuando se invita a personajes VIP a eventos de alto nivel (o a precio premium).

Al enviar invitaciones físicas, presta atención a la calidad y textura de tus invitaciones en papel: este pequeño pero significativo detalle puede marcar la diferencia entre que los destinatarios entiendan la naturaleza premium de tu evento o que crean que se les pide que asistan «solo a otro seminario».

En una palabra
Recuerda no pensar demasiado en este proceso. Algunos organizadores de eventos pasan semanas modificando cada palabra y elemento visual de sus invitaciones, solo para enviarlas demasiado cerca de la fecha de su evento (dejando a sus destinatarios menos tiempo para planificar sus horarios).

Toma estos puntos en consideración y lleva tus invitaciones a eventos, a las manos y las bandejas de entrada de tus clientes potenciales. Y si necesitas enviar una segunda invitación (o un recordatorio), también puedes modificar tu mensaje y volver a intentarlo.

Nuestros mejores deseos para llenar tus asientos y realizar increíbles eventos!